miércoles, 24 de agosto de 2016

4 SECRETOS QUE LOS ESPOSOS OCULTAN A SUS ESPOSAS

Hombres y mujeres deben trabajar juntos para lograr que una mejor comunicación se convierta en la prioridad de sus matrimonios

Mujeres: les voy a permitir que echen un vistazo a la mente de un hombre. Aceptemos que todos somos únicos, y por ello no voy a tratar de hacer generalizaciones para todos los hombres o todas las mujeres de manera que se acomoden a alguna característica específica, pero en mi experiencia de haber conversado con hombres de todo el mundo, he descubierto que estos cuatro principios parecen ser consistentemente verdaderos.

Si eres una mujer que está leyendo esto, espero que esta revelación te pueda dar un entendimiento más profundo acerca de tu esposo y de tu matrimonio . Si eres un hombre leyendo esto, ponte alerta sobre las posibles fallas en la comunicación y esfuérzate en compartir estos y todos los asuntos abierta y honestamente con tu esposa.

Estos son los cuatro mensajes que muchos hombres sufren para comunicarlos a sus esposas:

1.- Tengo miedo de decirte que tengo miedo

Muchos de nosotros fuimos educados de manera que el miedo en un hombre es signo de debilidad. Rambo nunca teme a nada. Harry el sucio nunca le temía a nada. Se supone que nosotros no debemos temerle a nada. Por supuesto que estos son personajes ficticios, pero la gente real se enfrenta a emociones reales (incluyendo el miedo), sin embargo, nosotros somos muy malos para comunicar esto porque uno de nuestros más grandes miedos es que nos vean débiles.

2.- Frecuentemente siento que no estoy a la altura.

La mayoría de nosotros crecemos con sueños, cuando fuésemos grandes queríamos ser astronautas o atletas profesionales, pero casi ninguno de estos sueños se materializó. ¡Yo me tengo que esforzar mucho para poder ser el organizador del juego de softbol parroquial! Muchos de nosotros venimos acarreando montones de fallas profundamente enraizadas de nuestro pasado y presente, y no sabemos cómo comunicarlo, así que mejor tratamos de esconderlo. Estas inseguridades frecuentemente pueden conducirnos a sobre compensar nuestros esfuerzos en nuestras carreras para encontrar logros y “éxitos”.

3.- Pienso en sexo muchas más veces de las que tú crees que lo hago

Muchísimas veces nuestras mentes parecen que están ausentes y distantes, es porque estamos pensando en sexo. Realmente deseamos poder liberar esta energía mental en cosas más productivas, porque con ella podríamos encontrar la cura para el cáncer con tal cantidad de energía que ocupamos pensando en el sexo. Tenemos la tendencia de sobrevalorar el aspecto sexual en nuestra relación para bien o para mal, frecuentemente medimos la salud de nuestro matrimonio según la cantidad (y calidad) de veces que vamos a la cama.

4.- Tú eres mi mejor amiga.

Probablemente ustedes tengan un montón de amigas en las cuales confían, pero nosotros, aunque tengamos también un montón de amigos con los que compartimos nuestros pasatiempos y conversaciones de deportes, es muy raro que tengamos un amigo verdadero que realmente conozca nuestros corazones. Nosotros confiamos en ustedes más de lo que se dan cuenta, porque son una verdadera compañía y la amistad más confiable para nosotros los hombres.

En conclusión, hombres y mujeres: trabajen juntos para lograr que una mejor comunicación se convierta en la prioridad de sus matrimonios.

La transparencia y la honestidad siempre conducen a la intimidad.
Por Dave Willis