miércoles, 3 de marzo de 2010

CUANDO TU PAREJA SE VA

Me sorprende la fuerza que tiene en muchas personas el deseo de permanecer al lado de una pareja que sentimentalmente no desea continuar con la relación y que, además, expresa abiertamente que ya no siente amor.

Cómo es posible que en algunos casos el temor a quedarnos solos, el falso orgullo o una baja estima nos lleven a manipular a la otra persona para que se quede a nuestro lado, pensando que de esta manera lograremos reavivar la llama del amor...

Tengo una amiga que en este momento, sufre el desamor de su pareja, piensa que ya no tiene sentido continuar viviendo, mucho menos seguir trabajando por cumplir sus metas. Su depresión es inmensa, llora casi todo el tiempo y no acepta las invitaciones que le hacemos sus amigos para distraerla un poco, para ayudarla a calmar su ansiedad y a sanar su dolor. Ella ha decidido encerrarse a vivir su duelo indefinidamente.

¿Qué puedo hacer para ayudarla a salir de ahí, a superar su difícil situación a pesar de ella? ¿Cómo evitar que sienta tanto dolor y resentimiento? Pienso que lo primero que debemos hacer para ayudarla es colocarnos en su lugar y comprender cómo se siente, de manera que podamos mostrar la empatía necesaria que le permita abrirse para escuchar y aceptar nuestros comentarios y sugerencias amorosas y desinteresadas. Mostrar respeto por el dolor del otro es el principio de un trabajo que nos dejará apoyarle a lo largo del proceso que le llevará a sanar sus heridas sentimentales para recuperar su autoestima, dejar el pasado atrás, perdonar y, más adelante, darse otra oportunidad.

En verdad no es fácil experimentar una pérdida sentimental, comprendo tu situación y sentimientos. Aún así quiero sugerirte que te des el tiempo necesario para sanar tus heridas, que mantengas distancia física con tu ex pareja, que evites darle vuelta en tu cabeza una y otra vez al recuerdo del momento de la ruptura tratando de buscar los detalles que te den una pista para descubrir las razones que causaron el que tomara esa decisión. Evita sentirte culpable absoluta, recuerda que la responsabilidad del bienestar o del malestar de la relación siempre es de dos. Disponte a perdonar a la persona despues de haber tomado la decisión valiente de soltarte, para conceder el espacio que ambos necesitan para reflexionar acerca de todo lo sucedido.

Recuerda que cuando la ausencia, el abandono o el desamor no tienen remedio, tenemos que saber pasar la página para sanar el corazón y recuperar la alegría por la vida.

Claves para superar el desamor

Acepta tu realidad. A la persona que ha sufrido el abandono, le costará mucho aceptar que la relación se ha terminado... pero, siendo esto muy duro, es el primer paso para iniciar un proceso de recuperación emocional. Acepta lo que no puedes cambiar, para que el dolor salga rápidamente de tu vida.

Vence el deseo imposible. A pesar de que tu deseo sea conservar a la persona amada, debes reunir el valor y la determinacion para soltarte de esa expectativa. Recuerda que aunque pienses que vas a morir sin la compañía de tu pareja, no es así, morirá la dependencia, pero tú retomarás la vida de una manera más positiva.

Vive tu duelo. Aceptar y respetar tu dolor implica vivir el duelo de una pérdida significativa. Llora si tienes ganas, siéntete víctima, desahógate... y luego toma la decisión firme y valiente de impulsarte para salir de nuevo a la superficie de la vida. Tú puedes salir de ahí para recuperar de nuevo la alegría de vivir.

Perdona. Aun cuando creas que tu pareja es responsable de la ruptura de la relación, es importante que puedas llenar tu corazón de comprensión para perdonarle. Sólo a través del perdón sincero podemos sanar las heridas y soltar los lazos que nos mantuvieron atados al pasado a través del recuerdo triste del dolor vivido. Perdona desde el corazón y pasa la página.

Quiérete y valórate. Es importante que aprendas a valorarte por ti mismo, que puedas reconocer y apreciar tus cualidades y tus características más positivas; elevarás tu autoestima, fortaleciendo la confianza en ti mismo, vencerás la culpa que te pueda asaltar y podrás retomar tu vida con valor, confianza y determinacion.

Dejar pasar el tiempo es la mejor medicina. Distrae tu mente, acompáñate de buenos amigos, concéntrate en hacer las tareas cotidianas con dedicación, reconoce la presencia de Dios en tu interior y recupera tu paz, recordando que todo sucede por una buena razón, aunque en este momento no puedas reconocerlo. Eres una persona especial y mereces atraer a tu vida a una pareja que te valore, te respete y ame de la misma manera como tú estás dispuesto a hacerlo.

http://www.psicologosperu.com