domingo, 9 de abril de 2017

EL AMOR ES CONTENTARTE

Evitar enganchar: es decir, si tú estás molesta, yo también me voy a molestar. Esa sería una reacción impulsiva, inmadura, infantil y que no contribuiría a una relación armoniosa y saludable.
Si uno de los miembros de la pareja se pone en actitud negativa, existen varias alternativas (allí necesitamos su creatividad).
A veces se puede romper un enfado mediante el buen humor (haciéndole reír); en otras ocasiones puede calmar tomarse de las manos o un abrazo; en otras oportunidades el serenarse, calmarse y ser más conscientes; en otras habrá que poner límites ("date cuenta que estás alzando la voz", "por si acaso no estamos peleando", "no tienes por qué gritarme, yo no te estoy gritando", etc.);  y en otras darse cuenta que estando molestos no va a salir la mejor decisión, por tanto es mejor hacer un alto y decir que hablarán de ese asunto cuando estén más calmados.
Psicólogo Luis Venegas Chalen