lunes, 31 de agosto de 2015

RECONOCER ERRORES Y DISCULPARSE

Un simple "discúlpame" o "no quise hacerte sentir mal" son palabras mágicas que pueden disolver lo negativo en un instante.